¿Sabías qué?, Magazine, Moda, Tendencia

La SUDADERA: ¿Por qué se ha convertido en la prenda estrella del confinamiento?

Diseñada para un uso deportivo y adoptada por las diferentes tribus urbanas a través de este siglo, lo que está claro es que la sudadera llegó para quedarse.

Encontramos diferentes teorías sobre el origen de esta prenda; ya sabes que la historia se puede escribir de muchas maneras dependiendo de quién la cuente. Se dice que ya se usaba en el siglo XIX por los vendedores ambulantes franceses. EEUU en cambio, afirma que su verdadero creador fue el fabricante textil de prendas interiores, Benjamin Russell. De cualquier manera, demos gracias al que inventó esta prenda que nos hace más llevadera la elección de nuestros looks durante estos días.

Adolescentes practicando skateboarding en el Nueva York de 1960

La sudadera o “sweatshirt” recibe este nombre tan poco elegante ya que como antes hemos mencionado, fue diseñada con un fin deportivo ‘para sudar’ comenzando con el fútbol americano y eliminando los anteriores jerseys de lana con los que sí que sudaba  “de lo lindo”. Se quedó con este nombre, aunque claro está que su composición de algodón transpiraba infinitamente más que las compuestas por lana. Pero bueno, si practicando una acción deportiva no sudas… Es que no estás haciendo deporte, ¿no?.

Es curioso que aunque sea una prenda que lleva más de un siglo acompañando a las distintas generaciones, siempre se ha ido adaptando a las tendencias del momento pasando de ser un básico a una prenda de moda. En los 20s comenzó con en el fútbol, en los 30s se adaptó y se incorporó la capucha “hoodie” a su diseño, con el fin de proteger del frío a los trabajadores de Nueva York que trabajaban en cámaras frigoríficas. Esta nueva interpretación también se acogió a las contraculturas de los 70s y 80s de los skaters y surfers del sur de California, también en movimientos qué aprovechaban estas holgadas capuchas para ocultarse de la policía.

En los 80s y 90s, el movimiento hip-hop y los pijos preppy también se dejaron seducir por ellas, siendo el primer caso para usarlas todo el día como muestra de rebeldía social y en el segundo para salir hacer footing o para jugar un partido de futbol americano con el distintivo en la parte frontal de una universidad o de un equipo deportivo. Y llegamos al siglo XXI con el boom tecnológico, y comenzamos a ver a los grandes desarrolladores con la sudadera acompañada de pantalones chinos o denim hasta el día de hoy, en el que las firmas de lujo sacan en sus colecciones sudaderas con prints especiales que por su elevado precio no nos queda muy claro si ellos las siguen fabricando en algodón o han desarrollado un tejido especial “que no nos han hecho saber” y que justifique ese precio.

De cualquier manera la sudadera y su versión en gris plomo, con chinos o con un deportivo, con camiseta o con camisa, es en estos días es la que nos soluciona nuestro aspecto diario tanto para mantener videocalls, zooms e incluso poder estar cómodos en nuestro sofá viendo películas en streaming.

El actor Jesse Eisenberg en la película “The Social Network” (2010) debía de utilizar en casi todas las escenas de la película en la que representaBa a Mark Zuckerberg, sin lugar a dudas uno de los mayores embajadores en la historia de la prenda.

 

Definitivamente, tanto antes, como durante y después del confinamiento que ha provocado el Covid-19, queda claro que esta prenda es mucho más que un básico.

Diseñada para un uso deportivo y adoptada por las diferentes tribus urbanas a través de este siglo, lo que está claro es que la sudadera llegó para quedarse.

Encontramos diferentes teorías sobre el origen de esta prenda; ya sabes que la historia se puede escribir de muchas maneras dependiendo de quién la cuente. Se dice que ya se usaba en el siglo XIX por los vendedores ambulantes franceses. EEUU en cambio, afirma que su verdadero creador fue el fabricante textil de prendas interiores, Benjamin Russell. De cualquier manera, demos gracias al que inventó esta prenda que nos hace más llevadera la elección de nuestros looks durante estos días.

La sudadera o “sweatshirt” recibe este nombre tan poco elegante ya que como antes hemos mencionado, fue diseñada con un fin deportivo ‘para sudar’ comenzando con el fútbol americano y eliminando los anteriores jerseys de lana con los que sí que sudaba  “de lo lindo”. Se quedó con este nombre, aunque claro está que su composición de algodón transpiraba infinitamente más que las compuestas por lana. Pero bueno, si practicando una acción deportiva no sudas… Es que no estás haciendo deporte, ¿no?.

Es curioso que aunque sea una prenda que lleva más de un siglo acompañando a las distintas generaciones, siempre se ha ido adaptando a las tendencias del momento pasando de ser un básico a una prenda de moda. En los 20s comenzó con en el fútbol, en los 30s se adaptó y se incorporó la capucha “hoodie” a su diseño, con el fin de proteger del frío a los trabajadores de Nueva York que trabajaban en cámaras frigoríficas. Esta nueva interpretación también se acogió a las contraculturas de los 70s y 80s de los skaters y surfers del sur de California, también en movimientos qué aprovechaban estas holgadas capuchas para ocultarse de la policía.

Adolescentes practicando skateboarding en el Nueva York de 1960

En los 80s y 90s, el movimiento hip-hop y los pijos preppy también se dejaron seducir por ellas, siendo el primer caso para usarlas todo el día como muestra de rebeldía social y en el segundo para salir hacer footing o para jugar un partido de futbol americano con el distintivo en la parte frontal de una universidad o de un equipo deportivo. Y llegamos al siglo XXI con el boom tecnológico, y comenzamos a ver a los grandes desarrolladores con la sudadera acompañada de pantalones chinos o denim hasta el día de hoy, en el que las firmas de lujo sacan en sus colecciones sudaderas con prints especiales que por su elevado precio no nos queda muy claro si ellos las siguen fabricando en algodón o han desarrollado un tejido especial “que no nos han hecho saber” y que justifique ese precio.

De cualquier manera la sudadera y su versión en gris plomo, con chinos o con un deportivo, con camiseta o con camisa, es en estos días es la que nos soluciona nuestro aspecto diario tanto para mantener videocalls, zooms e incluso poder estar cómodos en nuestro sofá viendo películas en streaming.

El actor Jesse Eisenberg en la película “The Social Network” (2010) debía de utilizar en casi todas las escenas de la película en la que representaBa a Mark Zuckerberg, sin lugar a dudas uno de los mayores embajadores en la historia de la prenda.

 

Definitivamente, tanto antes, como durante y después del confinamiento que ha provocado el Covid-19, queda claro que esta prenda es mucho más que un básico.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *